La manipulación de materiales es una de las aplicaciones más común en robótica, y es donde las empresas pueden obtener grandes ahorros.

Para optimizar una exacta precisión de posicionamiento de las piezas en un proceso de producción, los robots industriales pueden facilitar, con una elevada dinámica y larga vida de duración, el montaje, la manipulación y las técnicas de ensayo.

La manipulación compleja y la repetitividad sólo es posible efectuarlas mediante robots industriales de brazo articulado. Algunos procesos, como los realizados en ambientes limpios y controlados, las llamadas salas blancas, son claros ejemplos de ello.

Con la utilización de un robot industrial, se consigue una reducción de la contaminación, un producto más homogéneo y además una reducción en el coste de la fabricación.

Un robot industrial es un brazo compuesto por elementos mecánicos con articulaciones entre ellos. En la muñeca se sitúa un dispositivo como una pinza o una herramienta especial que lleva a cabo las operaciones que se necesitan.

La principal ventaja es la mejora en ergonomía en el movimiento de las piezas. La integración de estos estos dispositivos con la robótica, dota a la industria de todas las ventajas de la automatización de los procesos de fabricación.

A menudo el acceso a la pieza es difícil, o bien por tamaño, por su peso o bien por la complejidad de su forma, se ha de realizar un proyecto de diseño y fabricación de una herramienta específica para ello. Estos son unos ejemplos:
- pinzas y dedos
- herramientas, se pueden instalar herramientas específicas, como atornilladores, soldadores, dosificadores de pintura, pulidoras, etc
- garras
- de vacío
- magnéticas

Estos estudios han de tener en cuenta características como: la capacidad de carga, fuerza de agarre, geometría y dimensiones de los objetos a manejar, tolerancia, tipos de movimientos a realizar, tipo de alimentación (eléctrica, hidráulica, neumática), tiempo de actuación del mecanismo, características de la superficie de contacto, etc.

La manipulación de productos se puede complementar con una cámara de visión, que da la posición del producto con una alta precisión. No es necesario presentar la pieza en una posición pre-programada, con lo que se reduce el trabajo de la programación.

Todos los campos son obligatorios *