Soldadura por puntos

La soldadura por puntos es el proceso de soldadura por resistencia, que se basa en presión y temperatura. Se calienta una parte de las piezas a soldar por corriente eléctrica a temperaturas próximas a la fusión y se ejerce una presión entre las mismas.
Esta corriente se transmite a través de unos electrodos con una determinada presión lo que eleva la temperatura de los materiales a un estado pastoso en el cual se unen debido a la presión ejercida.
El sector donde se instalan más robots de soldadura por puntos es claramente el del automóvil, especialmente en el área de la carrocería. También se usan a menudo para soldar otras estructuras basadas en chapa, como por ejemplo armarios metálicos.
Los encargados de la soldadura por puntos son los robots, que están programados mediante software con los parámetros para cada soldadura. Se programa la intensidad de corriente, el tiempo de soldadura, y la presión ejercida dependiendo del grosor de los materiales a unir.

La utilización de robots industriales para este tipo de soldadura viene motivada por su capacidad para trabajar en condiciones difíciles, de forma muy precisa y eficiente, obteniendo un ratio de calidad muy alto y un rendimiento elevado.
Los robots para soldadura por puntos requieren en general una capacidad de carga elevada ya que las pinzas de soldadura que se les instala suelen presentar pesos considerables, superiores a los 100 kg.
Con excepción del caso en que el robot carga con el conjunto a soldar, siendo la pinza estática y montada fuera del robot
La industria automovilística demanda una gran cantidad de robots destinados a la realización de este tipo de soldadura para lograr altos volúmenes de producción.

En la punta del brazo se les añade un sistema de soldadura por puntos, dependiendo del producto a soldar. Estos robots ofrecen máxima precisión y alta velocidad, así como la posibilidad de instalarlos en una línea de montaje con una función programada.
La rapidez y repetitividad del proceso está muy vinculada al uso de robots de soldadura que son capaces de llevar a cabo el proceso de unión con una velocidad y precisión que está fuera del alcance del trabajo manual. Los robots de soldadura son piezas determinantes para la productividad y para la calidad del producto final. La mayor parte de estos robots son, además, multifunción. Es decir, una vez que realizan la soldadura son capaces de trasladar grandes piezas metálicas.
También existen robots de soldadura por puntos que se utilizan en automatización de procesos y en la industria electrónica. En estos casos se trata de robots de pequeño tamaño, capaces de realizar uniones por soldadura de excelente calidad y a gran velocidad. Las empresas especializadas pueden diseñar instalaciones completas de soldadura, incluyendo los robots más adecuados y los equipos necesarios.
La soldadura por puntos también se utiliza en otros sectores como la ortodoncia, y en el sector de equipos electrónicos.

Todos los campos son obligatorios *